Estratégica Smarter Marketing

Lo que se analiza no se juzga.

Por Alejandro Noguera 18 enero 2018

ALEJANDRO NOGUERA
DATA & INSIGHT MANAGER

Los datos y el análisis de datos en tiempo real son la moneda de cambio actual. Según estudios relacionados con la generación de datos por el CEO de Google, hace quince años la humanidad había acumulado en toda su historia 5 exabytes de información. Ahora, esta cifra se genera cada dos días.

El análisis de datos es una ciencia que abarca diversos campos, como los científicos y aquellos que involucran procesos y sistemas para extraer conocimiento y un mejor entendimiento de los resultados. Estas habilidades funcionan como un gancho hacia distintas ramas de análisis como la estadística, minería de datos, el aprendizaje automático (machine learning) y la analítica predictiva.

Las tecnologías de análisis de datos ayudan a procesar de manera más eficiente grandes volúmenes de información, además de impulsar a las empresas a tener una ventaja competitiva y generar valor agregado en toda la organización hasta llegar a transmitirlo en sus productos y servicios. Pero, ¿cómo analizar dicho volumen de datos y aprovechar los hallazgos de este proceso de análisis? ¿Quién lleva a cabo esta tarea?

“Data insights, un esfuerzo multidisciplinario que potencializará nuestras tácticas de marketing”

Además, brindan la oportunidad de identificar las áreas que se encuentran en problemas antes de que se presenten situaciones inseguras, mismas que podrían afectar la popularidad de las organizaciones. La elaboración de planes de actuación o el establecimiento de modelos diseñados previamente ayudan a un proceso de análisis más fluido.

Según estudios de IBM, la implementación de procesos de análisis de datos en una plataforma de Business Intelligence (BI) representa un incremento anual del 24% en la calidad y la velocidad de las decisiones de negocio.

Por el contrario, un mal análisis puede condenar rotundamente al fracaso a las corporaciones que no lo hagan correctamente, pues el desconocer su futuro podría llevarlos a tomar malas decisiones, evitándoles tener un plan que pueda amortiguar un posible tropiezo.

El economista en jefe de Google, Hal Varian señala en su artículo Data Scientist: The Sexiest Job of the 21st Century que “el trabajo más sexy en los próximos 10 años será ser estadístico”, pues es el perfil de un científico de datos, es decir el híbrido de un hacker de datos, un analista, un comunicador y un consejero confiable, combinación extremadamente poderosa y poco común.

Hoy en día, no es de sorprender que el análisis de datos haya cobrado tanta importancia como disciplina y que se considere una profesión emergente (científico de datos), pues cada vez más empresas a nivel mundial están centrando su atención en éste.

En el ámbito de los negocios, las habilidades de un científico de datos, sin duda alguna, podrían potencializar las estrategias de marketing de todas las organizaciones, pues con prospectivas de comportamiento y segmentaciones basadas en modelos predictivos desarrollarían nuevos modelos de negocio al monetizar los datos e impulsar la innovación de los clientes.

Asimismo, podrían asesorar a cualquier persona dentro de una organización, no sólo a ver lo qué está pasando, sino entender por qué está sucediendo y las posibilidades inmediatas para solucionarlo.

En definitiva, el futuro del marketing pertenecerá a la toma de decisiones estratégicas financieras, administrativas y de capital humano, así como a la obtención de afirmaciones claras basadas en el análisis de datos en tiempo real.

Fuentes:
¿La profesión más sexy del Siglo XXI o una de las más antiguas del mundo?
Qué es Big Data Analytics y por qué está cambiando todo
Analiza y genera informes con las Estadísticas de redes sociales

  • Comparte esta nota

NECESITAMOS HABLAR DE MARKETING POLÍTICO. ¡AHORA!

ARTURO LÓPEZ-GALLO 1 febrero 2018
LEER MÁS